La Comisión Europea debe revisar urgentemente la financiación de los programas de conservación en África Central

8 de marzo de 2019

La Rainforest Foundation UK (RFUK) ha pedido hoy a la Comisión Europea (CE) que lleve a cabo una investigación inmediata sobre su financiación de proyectos de conservación en los bosques africanos de la cuenca del Congo, a la luz de los recientes informes sobre abusos generalizados de los derechos humanos por parte de guardas forestales financiados por la ayuda.

Esta semana, Buzzfeed ha publicado una serie de reportajes sobre el papel de WWF en la vulneración de los derechos humanos en áreas protegidas de Asia y África. En su carta a la CE [1], RFUK cita una investigación realizada en 2016 en 34 áreas protegidas de la región de la cuenca del Congo, en la que se hallaron pruebas generalizadas de abusos contra los derechos humanos y otros problemas sociales relacionados con la aplicación de medidas de conservación en áreas estrictamente protegidas, como los parques nacionales [2]. Según los informes, se han producido violaciones de los derechos humanos en al menos nueve áreas protegidas apoyadas por la UE.

La Comisión Europea ha destinado 258 millones de euros a zonas protegidas de la región de la cuenca del Congo en los últimos 27 años sólo a través de su programa "ECOFAC".

En el caso del Parque Nacional de Salonga -la mayor zona forestal protegida de África, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-, las investigaciones de RFUK han revelado pruebas de abusos físicos y sexuales generalizados por parte de los "ecoguardas". Entre los graves incidentes ocurridos en los últimos años figuran dos casos de violación en grupo, dos ejecuciones extrajudiciales y múltiples relatos de torturas y otras formas de maltrato cometidas por guardas del parque. La Comisión Europea es el mayor donante histórico y actual del Parque Nacional de Salonga, y recientemente ha inyectado decenas de millones de euros más en programas de conservación del lugar.

""Es habitual que las mujeres que se aventuran en el parque sean violadas, y los hombres se enfrentan a la extorsión y la tortura",",

dijo a RFUK un aldeano de Bongila, en la frontera con Salonga.

Simon Counsell, Director Ejecutivo de RFUK, ha declarado que la organización Las repetidas advertencias a la Comisión Europea sobre las violaciones de los derechos humanos que se producen en los parques africanos que financia han caído en saco roto.

"Ahora está claro que se han producido abusos a una escala espeluznante. En lugar de confiar en los informes de las grandes organizaciones conservacionistas, la CE debe llevar a cabo de inmediato una investigación independiente sobre los proyectos de zonas protegidas que ha financiado, hacer públicos los resultados y poner en marcha medidas estrictas para garantizar que no se produzcan abusos de este tipo en el futuro. Los programas de conservación deben trabajar con las comunidades locales, no aterrorizarlas". 

dijo el Sr. Counsell.

 

[1] Carta de RFUK a la CE (8/3/2019)

[2] Véase RFUK (2016) Áreas protegidas en la cuenca del Congo: ¿Un fracaso para la población y la biodiversidad?

Comparte esto: