Comunicado de prensa: Los créditos de carbono de la selva tropical de Gabón sientan un precedente que podría empeorar el cambio climático

1 de marzo de 2023

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA  

Mientras los líderes mundiales, entre ellos Emmanuel Macron, se reúnen en Libreville para la "Cumbre de un solo bosque" [1], convocada conjuntamente por los gobiernos de Gabón y Francia, una nueva investigación de la Rainforest Foundation UK ha descubierto que la reciente emisión por parte de Gabón de más de 90 millones de créditos de carbono [2] para supuestamente salvar sus bosques probablemente no tengan ningún valor. 

El análisis realizado por RFUK del método utilizado por Gabón para generar los créditos de carbono ha revelado que no parecen representar ninguna reducción real de las emisiones de carbono ni una captura adicional de carbono en sus bosques [3].  

En diciembre de 2022, Gabón se convirtió en el primer país en ofrecer créditos de carbono en virtud de un sistema establecido por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para contabilizar las "reducciones de emisiones" mediante la prevención de la deforestación o la plantación y el cultivo de más árboles. Gabón afirmó que había almacenado 90,6 millones de toneladas más de carbono en sus bosques entre 2010 y 2018 de lo que habría ocurrido sin las decisiones políticas que adoptó en la década de 2000, como prohibir la exportación de troncos en bruto.  

Sin embargo, la cifra de 90,6 millones de toneladas "extra" se ha creado, en primer lugar, reduciendo en 10% arbitrarios la cantidad que se afirma que se ha almacenado previamente en los bosques y, a continuación, añadiendo 10% arbitrarios adicionales a la cantidad real de carbono almacenado durante 2010-2018. Sin estos "ajustes", que no tienen ninguna base científica ni en la política de la ONU, parece que los bosques de Gabón en realidad emitieron 16,5 millones de toneladas extra de carbono en el mismo periodo.5 millones de toneladas de carbono adicionales en el mismo periodo.

Los expertos técnicos encargados por la CMNUCC cuestionaron que Gabón pudiera manipular arbitrariamente sus cifras de esta manera, pero al final no tienen mandato para "rechazar" una afirmación hecha por un gobierno como éste, sólo para "comprometerse" con ella. En última instancia, el país puede simplemente ignorar a los expertos evaluadores de la ONU. 

Además, al pedir que se le pague por acciones de protección de los bosques que ya habían tenido lugar hace mucho tiempo, la demanda de Gabón va en contra de un precepto fundamental de la compensación de carbono, que es que la acción que crea los créditos tiene que ser "adicional" y no se habría producido sin los ingresos de los créditos de carbono. Está claro que este no puede ser el caso, ya que la prohibición de la exportación de troncos de Gabón, por ejemplo -que probablemente ayudó a proteger algunos de sus bosques- se produjo en 2010, mucho antes de que entrara en funcionamiento el sistema de créditos de carbono forestal de la ONU.  

Además, hay pruebas de que la mayor parte de la tala que se redujo en Gabón a partir de 2010 simplemente se trasladó al vecino Camerún, provocando más emisiones de carbono allí. Esta "fuga" de emisiones de carbono socava aún más la plausibilidad de que los 90,6 millones de créditos de carbono de Gabón representen una reducción real de las emisiones de carbono o un almacenamiento adicional de carbono. 

Utilizar los créditos de carbono forestal de Gabón para "compensar" emisiones reales en otros lugares significaría que esas emisiones reales seguirían sumándose al cambio climático sin ser compensadas realmente, por lo que seguirían contribuyendo al cambio climático. 

Joe Eisen, Director Ejecutivo de la Rainforest Foundation UK, declaró: "Los países con selvas tropicales necesitan financiación adicional para ayudar a proteger sus bosques, pero esto no debe hacerse a través de mecanismos que sólo servirán para extender el peligro del cambio climático, que en sí mismo es una enorme amenaza para los bosques del mundo. Lejos de ser aplaudido por la creación de estos créditos de carbono aparentemente sin valor, el caso de Gabón plantea serias dudas sobre la integridad de los sistemas internacionales de comercio de carbono." 

 

FINES 

[1] La "Cumbre de Un Bosque" se celebrará en Libreville del 1st-2ndde marzo. https://www.oneplanetsummit.fr/en/events-16/one-forest-summit-245

[2] Técnicamente, los créditos se denominan "Unidades de Reducción REDD+", donde REDD+ significa "Reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal, y el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono". 

[3] El análisis completo se incluirá en un próximo informe de la Rainforest Foundation UK, que examinará la integridad de todos los sistemas principales, incluido el de la CMNUCC, que se utilizan para producir créditos de carbono a partir de los bosques del mundo. 

Comparte esto: